Cuero Viejo

A solo 45 minutos de la Ciudad de Durango, se encuentra Nombre de Dios, poblado que guarda riquezas naturales bajo su tierra fértil bañada por manantiales y corrientes de agua que riegan gran parte de sus breñales que brotan un milagro de entre las piedras para conformar un oasis donde se esconde el verdadero sabor de nuestro mezcal.

Aquí nace Cuero Viejo, una vinata que guarda los secretos de nuestros antepasados quienes han sabido conjugar el pasado y el presente con los ojos puestos en un futuro prometedor que se finca en el turismo, la industria, así como el aprovechamiento de los recursos que nos brinda esta noble tierra.

La cual es el asentamiento de este pequeño y pintoresco pueblo que se ha ganado para la historia la primicia de ser la villa más antigua de Durango, la cual fue fundada en el año 1555. Y que hoy en día con sus 19,694 habitantes que se impone ante el mundo contando cada una de sus místicas historias y deleitándonos con su fabulosa gastronomía, tiendas de conservas, vinos frutales y los molinos, hornos o destilerías donde se fabrica de manera artesanal «El elixir de los dioses», que surge de la fermentación de los agaves y dan origen al mezcal, destilado que hoy en día nos pone ante los ojos del mundo entero.