Nuestro Proceso

Agave Cenizo Durangensis

El agave es endémico de la región. Por ser silvestre nos aporta en su forma natural la riqueza de la madre tierra los beneficios de un material orgánico rico en azucares. El agave es seleccionado previamente (8-10 años de edad) para ser jiimado.

El sabor Ahumado

El proceso de elaboración de mezcal es totalmente artesanal por realizar la cocción del agave bajo tierra, en un horno semi-cónico de priedra volcánica, en la cual semanalmente se cuecen 6 toneladas de Agave Cenizo Duranguensis – Silvestre.

La Molienda

La molienda se realiza de una forma artesanal, con ayuda de una mula que jala una rueda de piedra sobre una base redonda del mismo material llamada Tahona.

Fermentación

La fermentación es 100% Natural y se realiza en tinas de madera por un periodo de 3-5 días dependiendo las condiciones del clima y del capricho de las levaduras. Una vez llevada a cabo la fermentación se realiza la PRIMERA Y SEGUNDA destilación de los mostos en 2 cazos de cobre.

Destilación

El producto obtenido de la primer destilación se conoce como ordinario o agua Vino, por su bajo contenido de alcohol. Este producto es rectificado (2da destilación) nuevamente para poder obtener el mezcal 100% agave, previa separación y eliminación de los productos denominados puntas y colas de mezcal.

Con el aroma de nuestra tierra